SMOOTHIES: SOFT PINK, CON LECHE DE SÉSAMO Y DAMASCOS TURCOS


¡Mi nuevo favorito! La dulzura de los damascos turcos + el intenso sabor de una leche de sésamo totalmente hecha en casa, son los integrantes de esta nueva mezcla. El color es tan suave y su textura tersa, que al tomarlo, da la impresión de abrazar un oso de peluche rosado. 

Los damascos turcos son altamente energéticos y lo mejor: ¡bajos en calorías! Contienen hidratos de carbono, fibra, beta caroteno y minerales como el potasio, el magnesio y el calcio. Al tener todos estos elementos conjugados, nuestro organismo mejorará su funcionamiento, ya que ayuda al sistema nervioso, a que tu piel se vea más tersa, mejorará tu visión, tu cabello se pondrá más sedoso y ayuda a que tus huesos y músculos estén más duros y firmes. Además de todos estos beneficios, el damasco activa el sistema inmune y tiene efectos laxantes, lo que te ayudará a mantener tu salud. ¿No es maravilloso? Estamos hablando de un SUPERALIMENTO.



Y ahora escuchen esto sobre las semillas de sésamo -léanme-. Les puedo decir que son ideales para quienes llevamos una alimentación VEGetariANA, debido a sus propiedades nutricionales. Al consumirlas, obtenemos calcio, zinc y fibra. Poseen una cantidad elevada de proteínas, además de ser ricas en metionina, un aminoácido esencial. Las grasas que contiene son de las buenas, es decir, insaturadas, lo que junto a su contenido en lecitina las convierte en un alimento que contribuye a reducir los niveles de colesterol sanguíneo.

Ahora a estos SUPERALIMENTOS, los mezclamos con un poco de esto y aquello y tenemos listo nuestro smoothie repleto de nutrientes, de un color maravilloso y un aroma nivel dios.

SMOOTHIES: SOFT PINK, CON LECHE DE SÉSAMO Y DAMASCOS TURCOS

PREP TIME: 10' | CATEGORÍA: Raw/Vegan | DIFICULTAD:

Necesitarás



  • 1 licuadora
  • 1 filtro para leches vegetales
  • 1 bowl mediano


Ingredientes


  • 3-4 damascos turcos previamente remojados por unos minutos
  • 1/2 taza de semillas de sésamo
  • 1 taza de agua filtrada
  • 1 cucharada de azúcar mascabo o integral (opcional)
  • 7 frutillas grandes
  • 1 moneda de raíz de cúrcuma (opcional)
  • 1/2 plátano congelado


Preparación


  1. Deja en remojo las semillas de sésamo toda la noche (u 8 horas). Al día siguiente enjuaga en un colador, ponlas en tu licuadora con la taza de agua y mezcla en alta potencia.
  2. Hecha esto en tu filtro para leches vegetales (lo consiguen en planta maestra) y filtra. Guarda la okara (restos de la cáscara de sésamo en el filtro) para preparar bolitas energéticas por ejemplo.
  3. Ahora que tienes lista la leche de sésamo, agrega todos los ingredientes a batir en tu licuadora. 
  4. Agrega mas frutillas o damascos turcos según sea tu gusto.
  5. Está listo tu poderoso batido. Puedes espolvorear con polvo de maqui, o polvo de frambuesas deshidratadas o mas semillas de sésamo. 





IMPRIMIR RECETA

2 comentarios

  1. Me encantó la receta! dónde encuentro los damascos turcos? un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pamela! Como estás? Yo los compré en el líder express de Tobalaba. También los encuentras en tostadurías y en la Vega. En el Jumbo también los compré alguna vez :). Hazlo es demasiado rico 😋

      Eliminar

© Verde & GourmetMaira Gall