BÁSICAS: INCREIBLE MANTEQUILLA DE ALMENDRAS


INCREIBLE MANTEQUILLA DE ALMENDRAS


PREP TIME: 25' | DIFICULTAD: CON MUCHA PACIENCIA, FÁCIL | CATEGORÍA: VEGAN

Hacía rato que quería hacer esta delicia, en particular para utilizar en mis batidos matutinos, para obtener los poderosos nutrientes de este fruto seco de otra forma y con distinta consistencia. Muy en general les comento que los nutrientes de estas, optimizan el funcionamiento del sistema nervioso, por su alto contenido en fósforo fortalecen los huesos y además otorgan una buena cantidad de fibra, proteínas, minerales, vitaminas del complejo B y grasas saludables.

Había probado anteriormente prepararla "a ojo", pero no me resultó :(. El problema fue que utilicé menor cantidad de almendras de lo deseado para que estas comenzaran a desprender su maravilloso aceite y así formarse la mantequilla.

Entonces, luego de la típica fase de "prueba y error", ahora "si que si", puedo con orgullo decir que hice mantequilla de almendras y que me quedó ¡INCREIBLE de rica! wiiii, la amé, y por ello se las comparto.

Algunos tips antes de comenzar


  • ¡OJO! Es rica, es sana, es deliciosa, pero no puedes comer más de 2 cucharadas por día. 2 cucharadas por día es mas que suficiente, ya que al estar triturado, comeremos más que si las comemos enteras.
  • Si la guardas en la alacena, puede durar 3 días. Mejor se conservará refrigerada.
  • Si la guardas en el refri, su duración puede ser de 1 mes, o más, aproximadamente, pero siempre es mejor consumirla fresca y durante el primer mes desde la fecha de elaboración. ¡Eso!, anota su fecha de elaboración en un sticker y pégalo al frasco. 
  • Las puedes hacer tostadas, y para mi gusto esta es la versión mas rica. Pero también las puedes activar remojándolas por 5-8 horas. Si haces esto último, debes dejar secar completamente sobre un colador y luego sobre toalla nova, para eliminar toda la humedad que pueda quedar, antes de molerlas. Si las remojas y activas, disminuyes el ácido fítico que contiene su cascara. El detalle es que podría durar menos que la versión tostada y refrigerada. Si consumes almendras en sus distintas versiones diariamente, la otra opción es hacer ambas cosas, remojar y luego tostar, antes de moler, para así disminuir los efectos de los componentes de su cascara.


Necesitarás:


  • 1 procesadora de alimentos o licuadora, idealmente de más de 500 Wats de potencia
  • 1 cuchara de madera o espátula
  • 1 frasco limpio


Ingredientes:


  • 3 tazas de almendras
  • Pizca de sal de mar
  • 1 cucharadita de aceite de coco, solo si fuera necesario
  • Paciencia


Preparación:


La versión que les dejo es la mantequilla de almendras tostadas.


  1. Tuesta las almendras en una sartén sin aceite, por solo un par de minutos. Como son muchas, remueve cada tanto con la cuchara de madera para que no se te quemen.
  2. Déjalas enfriar y luego ponlas en la licuadora o procesadora con una pizca de sal de mar. 
  3. Cada tanto para y remueve lo que se va pegando en las cuchillas. Se formará al principio una harina, luego una pasta, y luego de varios minutos y con paciencia una pasta aceitosa. Si esto no ocurre, y las cuchillas de tu procesador giran sin arrastrar almendras, agrega la cucharadita de aceite de coco. Haz esto solo si fuera realmente necesario (mas allá de los 20' de procesado aprox.)
  4. Enfrasca y guarda en el refri. 
  5. Utilízala para agregar a zumos, smoothies y  preparar helados naturales mas cremosos. Para untar al pan integral, bananas, manzanas u otras frutas. Para hacer postres chanchos nivel dios, también es muy útil :), aunque te recomiendo mantener la moderación que te comenté en los tips, más arriba.



IMPRIMIR RECETA

No hay comentarios.

Publicar un comentario

© Verde & GourmetMaira Gall